La reconstrucción nacional.

El año de 1924, año que se puede predecir sin temor a equivocaciones, de trascendentales sucesos, es el año de la reconstrucción nacional, de la regeneración de la Patria, de la cimentación política para la grandeza de España: es el año en el que el país se juega la carta de su felicidad y es preciso triunfar. 

Colaboración necesaria, artigo de M.

España está a punto de salvarse. El camino va quedando libre de obstáculos, más la obra de reconstrucción, requiere la colaboración del pueblo y que el país se cure del grave mal, el de la inhibición ciudadana, el de la pasividad colectiva, que puede ser causa de irremediables enormes daños.

Recibibimiento de un héroe Verinense.

«El pueblo de Verín dispensó al Cabo Justo un grandioso recibimiento. Se portó tal y como merecía el modesto soldado, que tan arraigadas lleva en sí las virtudes militares».

Carta abierta. Al Cabo Justo Rodríguez Rivas, El Capitán X.

«Eres mil veces noble de corazón, porque tú mismo renuncias la gallardía de tú nobleza».

El Delegado Gubernativo.

¡Cuidado que es soñador!

“Todo es «querer» con verdadero entusiasmo, con verdadera resolución. ¡ Las cosas que se podrían hacer!”

NUEVO TAMEGA ano XXVI, num. 1387, 11 xaneiro 1924