EN LA AUDIENCIA DE LO CRIMINAL DE ORENSE.

Vista de la agresión de D. Antonio Oterino, exalcalde de Verín, a nuestro director, en la iglesia de la Merced.

«D. Antonio Oterino Cid, exalcalde de Verín, que en la mañana del 27 de abril de 1924 agredió por la espalda a nuestro director, con una llave, en el momento de estar este oyendo misa».

› Constitución de la sala

› Acción popular

› Declaración del procesado, señor Oterino.

al entrar vi a D. Lino García sonriéndose, sin duda porque sabía que me molestara el artículo que en su periódico publicara dos días antes, en el que decía que me iban por orden del Gobernador Civil, a embargar los bienes para responder de mi actuación como alcalde, y no pudiendo contenerme, me dirigí hacia él y le di dos golpes que le produjeron una herida que le provocó sangre.

› Declaración de D. Lino García.

[…] le sujeté la mano derecha, en donde tenía el instrumento con que había dado los golpes y le oprimí la cara contra las puertas del templo, viniendo a sacármelo de las manos su tío D. Pascual Romero…

A — ¿Combatía V. en el periódico al Sr. Oterino por enemistad con él?

   — No, señor. Le combatía por las irregularidades de su gestión al frente del Ayuntamiento. En su vida particular jamás se le combatió.

› Declaración del Rvdo. P. Félix

A — ¿Es cierto que, al enterarse del derramamiento de sangre, se cerró la iglesia al culto?

    — Sí, señor. En vista de la sangre que había en el pavimento del templo, se cerró este el domingo después de la misa y permaneció así hasta la tardecita del lunes, en que se recibió orden del Ilmo. señor Obispo para vendecirlo nuevamente.

› CÁNDIDO PÉREZ ANTÓN, DE FEILAS.

› ANTONIO FERNÁNDEZ PÉREZ, DE RABAL.

› D. PASCUAL ROMERO ROMERO.

› RAMÓN RODRÍGUEZ PÉREZ DE VILAMAYOR.

› FRANCISCO ROLÁN SAVARÍZ DE PEPÍN.

› CONCEPCIÓN LIMA GINZO DE CALDELIÑAS

› TESTIGO DE DESCARGO, GUARDIA RETIRADO DEL RÍO.

› EL FISCAL.

› LA ACUSACIÓN POPULAR.

› LA DEFENSA.

Pro Variante André. Telegrama – Comisiones a Madrid. Luís André.

Nuestro ilustre paisano proporciona como se ve, toda clase de facilidades. Ahora solo falta que los comités no se den punto de reposo en estos críticos momentos, para ponerse al habla con los alcaldes o sus representantes, en el más breve plazo posible, poniendo en práctica cuanto aconseja el Sr. André.

NUEVO TAMEGA ano XXVIII, num. 1490, 26 febreiro 1926