El ferrocarril de Ferrol a Coruña-Santiago y Orense. II B. ASPECTO ECONÓMICO, de Eloy Luís André.

La eterna paradoja, por Antón do Riapo.

¿Por qué no mandan ustedes estas patatas y estos bueyes y estas caballerías fuera de aquí? …Se las pagarían a peso de oro… —Olle— me respondía entre socarrón e ingénio el labriego —

As patatas non hay quen as merque y-en canto o gando, vendémol`o en Xinzo y-en Sarreaus pol`o que queren catro chalás…¿Si tuvésemos o tren!

«Si tuvésemos o tren» Es la eterna paradoja española

Da  V. S. licencia? Para el Sr. Alcalde, de X.

«Hay que pedir la inmediata construcción de carreteras y caminos vecinales».

«Hay que pedir el teléfono urbano y la incorporación a la red general de los interurbanos».

«Hay que pedir muy principalmente la repoblación forestal para que desaparezcan los yermos que nos rodean y que son el barómetro regulador de la cultura de un país».

EL PROYECTO  F-C ZAMORA-ORENSE. La campaña en pro de la variante André, De Galicia de Vigo.

«Queremos que el Zamora-Orense pase por su camino natural, que es Verín, Ginzo, Allaríz».

TEMAS LOCALES. La formación de un Orfeón, de El Duende de Monterrey.

[…] «Marinos» que tanto gustaron en los pasados días de Carnaval, con sus exquisitas y armoniosas voces, con su excelente pronunciación y buen gusto en todas sus notas, pues por todas partes se oían parabienes de esta admirable agrupación, viéndose obligados a repetir en todos los sitios que cantaron, la idea, nada difícil de realizar

se trata — me dijo la persona interesada, — de la formación de un orfeón, que tanto se deja sentir en Verín, en donde abundan los amates de la música.

Para el loro de la plazuela.

“Tú te lo quieres, fraile mostén.

Tú te lo quieres, tú te lo ten”.

¿Con tranquilidad, después de las lágrimas que, acongojado, derramó en el banquillo de los acusados?

¿Con tranquilidad después de la desinfección que el portero hubo de hacer de su asiento, que olía a demonios […]

¿Con tranquilidad después de presentarnos su cara, desde el sillón reservado a los delincuentes, aquella gama de colores, que sólo exhiben los loros al mudar la pluma?

¿Quiere más pruebas de su estultez el loro de la plazuela?

NUEVO TAMEGA ano XXVIII, num. 1491, 5 marzo 1926